Por urgencia nacional los diputados aprobaron la iniciativa de ley que cambia el nombre del estadio nacional, ahora se llamará Doroteo Guamuch Flores, la decisión fue apoyada por 89 votos.

La aprobación también incluye modificar el nombre de la Calzada y un establecimiento educativo que antes poseían el nombre de Mateo Flores, como fue nombrado el maratonista nacional que ganó en Boston, en abril de 1952.

De acuerdo con el presidente del Congreso, Mario Taracena, la iniciativa buscaba reconocer al atleta en el Día internacional de los pueblos indígenas, ya que el cambio del nombre del atleta se debió a que en su premiación no pudieron mencionar su nombre original.

En horas de la mañana, una persona se presentó al Congreso para apoyar la iniciativa pues según él existe una herida colonial, por lo que se tatuó la identificación de Flores.