Perfil

Mario Taracena Díaz-Sol, tiene 58 años de edad, inició a participar en la polítca desde 1984.
• Experiencia. Es licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Rafael Landívar, estuvo en la Asamblea Nacional Constituyente y es uno de los congresistas más antiguos.
• Política. Ha sido integrante de los partidos Unión del Centro Nacional (UCN), Partido de Avanzada Nacional (PAN) y de la UNE.
 

Mario Taracena, presidente del Congreso, diputado por más de 20 años buscará recuperar la imagen del Congreso y el sistema político en el inicio de la octava legislatura.

Después de siete años, la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) vuelve a tener la presidencia del Congreso, esta vez de la mano Taracena, que ha participado en la política desde 1984. Durante una entrevista con Publinews promete priorizar las demandas de la población y rescatar a la clase política.

¿Qué más se puede esperar de Taracena como presidente del Congreso?
Publicar el listado de trabajadores del reglón 011 del Legislativo no es un gran mérito, lo que se hizo fue respetar la Ley de Acceso a la Información Pública. ¿Cómo va a ser que en el lugar que se hacen las leyes no se respeten las normativas? es ridículo, tenemos que dar el ejemplo y eso fue lo que se hizo. Ahora comencé contratando lo que permite la ley, que son tres personas para un diputado: un asistente, una secretaria y un ujier. Ahora, todo la información se hará pública, pues contratar no es malo, lo malo es esconderla o andar compartiendo el sueldo o que se deposite una parte en alguna cuenta.

¿Cómo recuperar la imagen de los políticos que ha sido cuestionada?
Por la edad y por la coyuntura que he vivido, he visto la descomposición que se dio, conocí parte de los gobiernos militares, sentí las presiones de la guerrilla y del Ejército. Luego vi la apertura de la era democrática, donde los militares soltaron el poder y conviví con políticos como Ramiro de León, donde se dio la transición del poder de Óscar Humberto Mejía Víctores y como se convocó a las elecciones con la toma de posesión de Vinicio Cerezo hasta donde lamentablemente como se ha degenerado el asunto, especialmente en el Congreso hasta llegar a los niveles vergonzosos que han pasado en el sistema político. Además, viví la depuración del Congreso en 1994, los intentos de golpes de Estado y ahora me toca rescatar la política y este organismo, escuchar lo que dice la población como el 25 de abril, cuando se exigió un cambio.

¿Cómo obtendrá el respaldo para aprobar los cambios a la Ley Orgánica del Congreso?
A todos nos afectaron los cambios, los políticos deben entender que hay una presión del país para aprobar ciertas reformas como la Ley Orgánica del Legislativo, que fija las reglas para los diputados, los derechos y las obligaciones que tenemos, por eso es importante modificarla, obviamente no es popular, porque hay mucha gente que dirá que no se debe tocar nada, pero el que no quiere entender que hay que cambiar las cosas no le irá bien, pero durante esta presidencia si se entiende y se respeta lo que dice la población, vamos a cambiar esta norma para hacer las cosas diferentes.

¿Ordenará una auditoría para identificar plazas fantasma para presentar las denuncias?
Eso es parte del contralor, mi trabajo estará enfocado a detener eso, ya que no se puede quedar así porque es impunidad y es un asalto. A la vez, será la fiscal general la que investigue y la que haga la persecución judicial, pues yo soy legislador no tengo porque meterme en esos líos, pero si estoy administrando el Congreso y debo cambiarlo, porque si no la población nos prende fuego y ese mensaje lo está recibiendo claramente el personal del Legislativo y los diputados.

¿Qué leyes espera aprobar durante su mandato?
Tengo una agenda, en la que están las reformas a leyes como la de Servicio Civil, la Electoral y de Partidos Políticos y la Orgánica del Congreso. Luego, estarán las que el nuevo presidente proponga y le dé directrices a su bancada. Por el momento no hemos tenido contacto institucional con él y aparte está la agenda de los diferentes partidos políticos que se irán dando durante las negociaciones.

Algunos han propuesto la depuración del Congreso ¿Apoya esa propuesta?
No, de acá no nos mueven ni se hará nada, nadie está hablando de depuración, ya que eso es algo que el pueblo debe entender, vamos a limpiar y ordenar este organismo. La depuración es ilegal, pues los diputados fueron electos por un periodo de cuatro años. Si se quiere depurar será con los votos en la próxima elección, donde los malos funcionarios vayan para afuera.

¿Cómo piensa mejorar la imagen del Congreso?
La primera diferencia y característica es que ahora el Congreso tiene un presidente político, no me dedicaré a ver cómo gano o qué transes hago con las compras, me dedicaré eminentemente al trabajo político. En la primera sesión de esta legislatura se aprobó el primer acuerdo y un decreto, y en la anterior presidencia se tardó ocho meses en pasar el primer arreglo. Estamos con una actitud diferente, con 87 nuevos diputados y unjefe legislativo que está dispuesto a gestionar la política, no ha realizar compras, ni hacer trámites. Mi trabajo es coordinar con los jefes de bloque. La administración de este organismo la estoy descentralizando y dejándosela a la junta directiva, para tener la tranquilidad y dedicarme a mi trabajo político. Este es el organismo por esencia político del país y debe tener un presidente político, no un empresario, ni un presentador o cuñado de.

¿Qué significa para la UNE tener la presidencia del Congreso?
Perdimos la presidencia del país, porque estuvimos en el momento menos indicado, pero ganamos y nos consolidamos como la fuerza política que somos, venimos de haber gobernado y sufrimos esa mutación que es tan dura y normalmente todos los partidos desaparecen, a la UNE el pueblo le dio la oportunidad de reinventarse.