El abogado Miguel Lemus, quien defiende a Francisco Javier Ortiz, alias “Teniente Jerez”, uno de los jefes operativos del grupo de contrabando aduanero, se enfermó lo que impidió el comienzo de la audiencia para saber si 27 sindicados enfrentarán juicio por el caso denominado “La Línea”.

Miguel Gálvez, juez de Mayor Riesgo B, mencionó “no les pido que no se enfermen, pero esto no debe volverse un círculo vicioso”.

Durante la audiencia no se especificó qué padecimiento sufre el defensor.

Entonces, el juzgador programó la audiencia para que inicie el 28 de septiembre y se extienda hasta el 9 de octubre. Ese día la fiscalía expondrá su caso y el juez determinará si enfrentarán juicio.

El 10 de agosto también se suspendió la audiencia porque el fiscal Antonio Morales fue infectado del virus chikungunya.

En prisión

El grupo fue detenido el 16 de abril cuando la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) desbarató una estructura de defraudación en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) que en ese entonces el cabecilla era el exmilitar prófugo Juan Carlos Monzón.

El 21 de agosto, el colombiano Iván Velásquez, al frente del ente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) explicó que en las escuchas, miles de documentos, correos que forman la investigación se determinó que los cabecillas eran el presidente Otto Pérez, quien podría enfrentar antejuicio si el Congreso lo avala y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien está en prisión desde ese día.