La Policía Nacional Civil (PNC) custodia vehículos del transporte pesado con diferente tipo de carga provenientes de puertos y fronteras para prevenir incidentes debido a que continúa el paro de pilotos de ese sector.

Según el reporte de policía, los agentes fueron enviados a “los lugares más críticos” donde se conoce de que algunos pilotos son obligados a detener la marcha e incluso bajar de los tráileres.

Además de la presencia de los uniformados, hay equipos de investigación criminal e inteligencia policial con el objetivo de “detectar a presuntos delincuentes y anticiparse a sus acciones, coordinando con el Ministerio Público la judicialización de los casos para la persecución penal”, confirmó el vocero de PNC, Jorge Aguilar.

PNC

Foto:

La protesta de brazos caídos

El presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), José González-Campo, aseguró que durante ocho días del paro se han perdido cerca de US$176 millones.

PNC

Foto:

Eduardo Gálvez, de la Gremial del Transporte Pesado, indicó que las medidas continuarán debido a que no han sido recibidos por la municipalidad de Guatemala. Por su parte, el vocero de la comuna, Carlos Sandoval, dijo que los pueden atender pero eso no cambiará en nada la modificación a las restricciones del paso por la ciudad, que fueron ampliadas para el sábado, así como media hora en la mañana y por la tarde.

El ministro de Gobernación, Francisco Rivas, aseguró que para la protección del transporte pesado se han destacado 1 mil agentes de policía y unas 200 autopatrullas.

PNC

Foto:

Walter Barrera Paz, piloto del transporte pesado, fue capturado en Puerto Barrios, Izabal por haber lanzado una piedra contra un tráiler dejando daños en el vidrio delante, según reporte de la PNC.