Los implicados al caso de un supuesto soborno millonario en el contrato con la empresa TCQ fueron trasladados una vez más a Tribunales para el octavo día de audiencia de primera declaración. 

Cada uno de los vinculados pasa por una revisión por parte de las autoridades, en donde les revisan incluso el calzado. 

Ya dentro de la sala de audiencia, los sindicados, incluyendo al expresdiente Otto Pérez y su vicepresidenta Roxana Baldetti, se relajan previo al ingreso del juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, y aprovecha para conversar, tomar café y para compartir un caramelo.