Luego de haber sido sentenciado a 210 años de prisión por la desaparición forzada de siete hombres y a 30 años por delitos contra los deberes de la humanidad en el caso de Sepur Zarco, Heriberto Valdez perdió los estribos.

Su rostro denotaba frustración y enojo. Incluso encaró al fotógrafo de Publinews cuando captaba el momento en el que abandonaba la Torre de Tribunales junto con el otro condenado, Esteelmer Francisco Reyes Girón, a quien se le dictaron 30 años de cárcel por delitos contra los deberes de la humanidad y 90 años por asesinato.