El pasado jueves 1 de octubre, al menos 125 viviendas quedaron soterradas por un deslizamiento de tierra que ha dejado hasta el momento 253 personas fallecidas y 374 desaparecidos. 

Aunque el número de voluntarios se redujo considerablemente, unas 400 personas colaboran aún en los trabajos de búsqueda y rescate en el área afectada. 

Autoridades de la Coordinadora Nacional contra la Reducción de Desastres (Conred) informaron este viernes que el próximo 12 de octubre se reunirán para decidir hasta cuándo se extenderán los trabajos de rescate.