De acuerdo con el presidente Otto Pérez, se espera que para diciembre de este año las aduanas de Agua Caliente  (Chiquimula-Ocotepeque), El Florido (Chiquimula-Copán) y Entre Ríos (Puerto Barrios-Puerto Cortés) paralicen sus funciones tributarias y se permita la libre movilización de mercancías y personas.

“Después de 64 años de haber iniciado el proceso de la integración del istmo, hoy es un día histórico para ambas naciones, porque le damos paso al proceso para unir las aduanas. Ahora lo que esperamos es que se nos una El Salvador”, aseguró el mandatario.

Pérez informó que con esta acción se prevé que las economías crezcan 1 por ciento al año.