De acuerdo con un informe de The Economist Intelligence Unit (EIU) para la cadena internacional BBC, Latinoamérica es incapaz de progresar en la democratización y solo dos países de la región (Uruguay y Costa Rica) califican como “democracias plenas”.

El estudio calificó por medio de un índice que va de 0 a 10 el estado de la democracia liberal en 165 estados independientes y dos territorios.

Los países fueron clasificados en cuatro categorías: “democracias plenas”, “democracias imperfectas”, “modelos híbridos” y los de “regímenes autoritarios”. Para llegar a sus conclusiones, los investigadores evaluaron, además del clásico acceso a las urnas, cinco factores más: proceso electoral y pluralismo, libertades civiles, funcionalidad del gobierno, participación política y cultura política.

Las únicas dos “democracias plenas” son Uruguay, con 8.17 y Costa Rica, con 8.03

Guatemala fue calificada en el grupo de los “híbridos”, con una puntación de 5.81. Las razones, según el estudio, en este tipo de sistemas existen irregularidades sustanciales durante las elecciones que usualmente las alejan de ser libres o justas, el gobierno presiona a los partidos de oposición y cuentan con serias debilidades más prevalentes que las democracias imperfectas. “En esos países, el Estado de Derecho es débil y el poder judicial no es plenamente independiente”, consigna el informe.

“En países como Nicaragua, Guatemala y Honduras tienen problemas en lo que tiene que ver con la neutralidad del Estado, la vigencia del Estado de Derecho y uso de la libertad de prensa, pero aún así las elecciones siguen siendo libres y sin coerción”, detalla el documento.

En este grupo acompañan al país: Ecuador, con 5.87; Honduras, 5. 84; Bolivia, 5.79; Nicaragua, 5.32; y Venezuela, 5.7.