Las empresas de telefonía celular que operan en el país informaron que hay un ciento por ciento de bloqueo de señal en los 26 centros de reclusión, incluidos en el listado oficial, y que este no afecta a los vecinos de los centros carcelarios.

Según informaron, se utilizan dos tipos de tecnología para el bloqueo. Una la componen los inhibidores o bloqueadores, enfocados directamente sobre 15 reclusorios, que no afecta la señal a los vecinos. El segundo sistema es re-direccionar y disminuir la señal es aplicado en cuatro cárceles y en el mismo número de centros juveniles de privación de libertad, esta tecnología si afecta la señala de los inmuebles vecinos.

Karen Barrera, gerente jurídica, indicó que han recibido amenazas por visitas o vecinos de las penitenciarías del Boquerón, Puesto Barrios, Fraijanes y Pavón.

Así también, se dio a conocer que la señal de la cárcel de El Progreso ha sido bloqueada pese a que no tiene reos; también se aseguró que se ha disminuido la señal para Matamoros y Mariscal Zavala, donde se busca una solución para no afectar la operatividad militar.

El ministro de Gobernación, Mauricio López, dijo que tras el primer informe, “ya está implementado el esquema, ya conocemos la tecnología y ya empezaron a funcionar como corresponde”.

“De los centros de detención es muy difícil que se genere algún tipo de llamada”, afirmó el ministro que indicó que los datos se corroboraron desde el fin de semana, lo que permitió hacer ajustes.

López informó que tienen que desarrollar un trabajo conjunto para evitar que los privados de libertad encuentren puntos muertos del bloqueo, porque “no hay nada infalible”.

En cuanto a las agresiones de las que han sido víctimas los empleados de las empresas telefónicas que trabajaron en las cárceles, dijo que se tomarán las medidas correspondientes.