Un grupo de más de 30 personas se plantaron frente al Palacio Nacional de la Cultura para denunciar robos y supuestas cobros ilegales por trabajadores en aduanas, que integran una supuesta estructura de corrupción en esos puestos de control.

Las personas que protestan en la zona 1 capitalina son empleados de empresas de encomiendas que envían guatemaltecos desde Estados Unidos a su familias en el país.

Somos pequeños negocios, pero estamos siendo abusados, extorsionados en las aduanas del país. Nos roban artículos, retienen los contenedores y hacen cobros ilegales”, expresa un comunicado que entregaron los manifestantes.

A la vez, indican que ya han denunciado esas irregularidades al Ministerio de Finanzas y a la Superintendencia de Administración Tributaria, pero no han tenido respuesta.