El defensor del usuario del transporte público de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Edgar Guerra, dijo el 95 por ciento de los empresarios de autobuses prefieren pagar las extorsiones.

Guerra explicó en entrevista en A Primera Hora de Emisoras Unidas que en junio y julio existe un aumento del cobro de extorsiones por el Bono 14, hecho por el que los empresarios prefieren pagarla a cambio de no tener mayor pérdida por la suspensión del servicio a consecuencia de un ataque armado.

Los damnificados también son los usuarios, ya que ante la falta de unidades tiene que buscar alternativas como el taxi, aunque les salega más caro, comentó. Otra consecuencia es llegar tarde a sus lugares de trabajo o estudio, como en la ruta 203 que llega al campus central de la Universidad de San Carlos.

En junio y julio se da un incremento en asaltos al día, que llegan a pasar de 100 a 300, afirmó.

El 5 por ciento que no paga queda a merced de los delincuentes, quienes los atacarán en cualquier momento, expuso Guerra, quien agregó que los ataques se han extendido a otros sectores como camiones repartidores y recolectores de basura.

En Q275 millones se habrían cobrado en extorsiones en el servicio colectivo en 2015, indicó Guerra.