La compañía Millicom anunció que retiró la denuncia contra Tigo Guatemala que fue acusada en octubre del año pasado por pagos indebidos, luego de haber solicitado una investigación a la Fiscalía General de Suecia y al Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Millicom posee el 55% de las acciones de Tigo Guatemala (Comcel, S. A. ) por lo que contrató a los abogados Covington & Burling para que auditará a dicha empresa, por lo que se concluyó que Tigo no violó las políticas de cumplimiento ni los procedimientos de la compañía.

En un comunicado el director ejecutivo de Millicom, Mauricio Ramos, indicó que no existen razones para continuar con la investigación sobre los pagos impropios en la empresa guatemalteca.   La desestimación de la denuncia se realizó en mayo pasado.

El señor Ramos incluyó tres claros mensajes en su comunicado:

1. Millicom llevó a cabo una revisión interna con relación a posibles pagos impropios en nombre de Tigo Guatemala, para asegurar que sus programas, políticas y procedimientos relacionados con el area de cumplimiento (compliance) cumplen con los más altos estándares. Este es el ejercicio que ahora ha llegado a su conclusión y hemos determinado que no existen asuntos que requieran investigación adicional. Esta revisión se realizó por el bufete de abogados, Covington & Burling, con la asistencia de Kirkland & Ellis y KPMG.

2. Por otra parte, en octubre del año pasado, emitimos una comunicación que Millicom había auto-reportado a las autoridades estadounidenses y suecas sobre posibles pagos indebidos en nombre de la sociedad conjunta (joint venture) de la compañía en Guatemala. La investigación por las autoridades de Estados Unidos se mantiene en curso.

3. El fiscal sueco ha puesto fin a su investigación preliminar, como se indica en un comunicado de prensa el 9 de mayo, debido a la falta de competencia.