El Oficial II de la Sala Primera del Ramo Penal Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Guatemala, René Baltazar Tolentino Guardado ha sido detenido por "alterar" las notificaciones de la judicatura.

Investigaciones del Ministerio Público, han determinado que el sindicado, estaba a cargo de las notificaciones de la Sala Primera y aprovechándose del acceso que tenían a los procesos, alteró las mismas evitando así que las partes procesales se pudieran pronunciar, en cuento a las resoluciones se llevaban a cabo.

Tolentino Guardado es señalado de los delitos de usurpación de atribuciones, falsedad ideológica en forma continuada y supresión, ocultación o destrucción de documentos y por obstaculización de la acción penal.

La acusación detalla que el oficial Tolentino alteró las notificaciones en el caso de asesinato en el expediente 1079-2012-158; en el cual los sindicados Luis Antonio Arrivillaga Ochoa, Omar David López Reyes y Edgar Rolando Ecuté Alfaro fueron notificados.

Los tres sentenciados plantearon una apelación especial en relación a su sentencia. La sala recibe el expediente e inicia el trámite. Las anomalías las comete Tolentino al darle admisión formal al recurso de apelación especial y supuestamente notifica a las partes, sin embargo nunca fueron notificadas.


Tolentino empezó a alterar el sistema y emitió notificaciones que no se encuentran en el expediente desde el 27 de junio de 2014, en donde concede tres días cuando hizo una notificación y la última fue el 19 de diciembre de 2014 cuando notificó la sentencia.


Tolentino llamó la atención de las magistradas de la sala porque cuando estaba de vacaciones manipuló el sistema; y la resolución de la Sala que alteró finalmente tiene fecha del 21 de noviembre de 2014; en la cual revoca la sentencia y resuelve dejar en libertad a los tres condenados.


Las magistradas de la Sala de Apelaciones se dan cuenta de las anomalías y lo denuncian en el Ministerio Público y es la Fiscalía de Delitos Administrativos quien confirma las alteraciones en el sistema porque en el expediente no se encuentran las resoluciones que fingió el oficial que se encuentra a la espera de la audiencia de primera declaración en el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente.