La Asociación de Emisores de Medios de Pago de Guatemala (AEMPG) anunció esta mañana que debido a la aprobación de la Ley de tarjetas de crédito analizarán eliminar beneficios como puntos, millas o descuentos en ciertos establecimientos. Además, señalan que las enmiendas incluidas en último momento carecen de bases técnicas.

De acuerdo con la asociación, la nueva legislación hará que se tenga que cancelar alrededor de 500 mil tarjetas de varios segmentos, ya que los costos financieros, de riesgo y de operación, serán mayores a los que establece la normativa que rondará el 30%.

Juan Bernardo Rivera, presidente de la AEMPG, indicó que en el país hay alrededor de un millón 600 mil tarjetas, por lo que se cancelará aproximadamente el 60% de esos documentos, ya que imponer una tasa de interés tope retrocede la bancarización.

Estamos de acuerdo con la regulación, pero no que sea intervenida la industria. La tasa aprobada promedio ponderada que se establece no se puede comparar, ya que ahí es una mezcla de los créditos, por ejemplo, un préstamo hipotecario que la tasa es de 10% porque hay una garantía real, pero en el caso de las tarjetas todos son fiduciarios”, agregó Rivera.

La asociación calcula que al año el consumo con tarjetas de crédito es de Q20 millones y que alrededor del 4% de los emisores caen en mora, por lo que la regulación afectará el otorgamiento de esos documentos a personas que tengan ingresos al mes menores de Q12 mil.