Justicia

La Fiscalía decretó el embargo de 36 inmuebles, 37 vehículos y miles de dólares a los policías y los civiles detenidos por un caso de corrupción.

Los bienes adquiridos por policías que desviaban fondos de la institución fueron inmovilizados por disposición de la Fiscalía.

Las medidas cautelares fueron decretadas a 76 bienes que fueron adquiridos con fondos ilícitos.

Se trata de 39 inmuebles, y 37 vehículos. También el embargo de cuentas bancarias por US$93 mil 420.29 y Q 659 mil 800.

"Se investigó que los bienes y las cuentas que se sospecha son de origen ilícito, por tal motivo decretó las medidas cautelares, las cuales fueron convalidadas por el juez", compartió en un comunicado la Fiscalía.

El juez de extinción Marco Villeda avaló la acción penal el 6 de octubre de 2016.
La estructura criminal operó a lo interno de la Policía para desviar fondos millonarios "aparentando invertirlos en bienes y servicios".

El 24 de junio de 2015 el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) realizaron el operativo fueron detenidos ocho empleados administrativos y cinco mandos policiales.

La estructura actuó con la venia del entonces subdirector de Apoyo Logístico Héctor Florentino Rodríguez Heredia.

Los integrantes de la estructura, también tenían contratos cobrados por remodelaciones inexistentes en las estaciones policiales sin embargo el personal era quien realizaba los trabajos.

Uno de los casos la adjudicación del contrato 47-2013 por Q12 millones, 726 mil, para el suministro de repuestos a una supuesta compañía importadora propiedad de Byron Regalado, quien acreditó su experiencia con documentos de otras empresas que supuestamente tuvieron contratos con el Estado.

El caso que destacó fue la del excomisario Cleotilde Cabrera Chan, quien adquirió tres propiedades al contado en lujosos condominios de Mixco por Q2 millones 400 mil y la última valorada en Q800 mil.