Detalles

El martes hubo 30 allanamientos.

• Funcionamiento. La estructura estaba integrada por funcionarios y empleados del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), así como de particulares, cuyo fin era favorecer a determinados proveedores de medicamentos a cambio de “comisiones” porcentuales pagadas por el proveedor y que eran compartidas por los implicados.

 

Efectivamente, las cuentas del señor Gustavo Alejos fueron embargadas”, explicó Aldana y recordó que se convirtió en el “más buscado”.

El empresario, que fue secretario privado de Álvaro Colom (presidente 2008-2012) y está involucrado en un caso de corrupción denominado “Negociadores de la salud”.

El martes logró burlar a las autoridades y escapar de un gimnasio cuando fueron detenidas 11 personas por haber negociado la compra de medicamentos en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

En la audiencia de primera declaración en el Juzgado Sexto Penal, la jueza suplente Mélida Vásquez escuchó la imputación de la fiscalía.

En una de las escuchas que fueron difundidas se detalla que Juan Pablo Muralles, uno de los detenidos, sería un sobrino del exmilitar Juan de Dios Rodríguez, quien dirigió el Seguro Social y está encarcelado por un caso de fraude denominado IGSS-Pisa.

Muralles fue identificado como “el sobrino del jefe”.

En una de las conversaciones que interceptó la fiscalía Alejos habla con Muralles y le recuerda que tiene un antibiótico al que “se le debe dar movimiento” y le recuerda que se “le pasará un coco”, al alucir al pago de un soborno.

También se escucharon las pláticas de Alejandro Toledo y Muralles en la que hacen negociaciones y pactan el envío de documentos de compras de medicinas.

El Ministerio Público les imputó a cuatro sindicados los delitos de asociación ilícita, cohecho activo y tráfico de influencias. Hoy continúa la audiencia.