Luego de participar en la inauguración de los bicipatrullajes que realiza la Policía Nacional Civil, el embajador de Estados Unidos, Todd Robinson, mencionó que no responderá a las declaraciones del expresidente Otto Pérez al llamarlos junto con la fiscal general del Ministerio Público (MP) y el titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) el “trío del diablo”.

“Las declaraciones son para distraer a la sociedad de sus problemas, yo no tengo que responder a él, él tiene que responder a la justicia y creo que va hacerlo. No veo la necesidad de cambiar nada”, enfatizó el diplomático.

El exmandatario se pronunció en contra de los funcionarios del MP, la CICIG y el embajador después de haber sido ligado a proceso y enviado a prisión preventiva por estar vinculado en la negociación anómala del contrato con Terminal de Contenedores Quetzal.