Los representantes de Centroamérica y México calificaron de “exitoso” el primer traslado de un grupo de 180 emigrantes cubanos varados en Costa Rica, por lo que decidieron repetir el programa y realizar otros siete más en febrero.

“Se acordó continuar la movilización a partir del 4 de febrero, utilizando la misma ruta, tiempos y procedimientos empleados en el plan piloto”, consigna un comunicado de prensa de la Cancillería.
Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica confirmó, en un boletín de prensa, que se han programado siete vuelos para los días 4, 9, 11, 16, 18, 23 y 25 de febrero.

Los isleños fueron movilizados el pasado 13 de enero vía aérea desde Costa Rica hasta El Salvador, desde donde viajaron por vía terrestre a México, nación en la que se movieron por su cuenta para llegar la frontera de Estados Unidos y beneficiarse así de las ventajas migratorias que otorga la Ley de Ajuste Cubano.

“Todos los países coincidieron en calificar el proceso como exitoso y destacaron que el paso de los emigrantes cubanos se realizó de forma legal, ordenada, segura y transparente, garantizando que los costos por los documentos migratorios constituyen el pago de acuerdo a la legislación de cada país. No obstante, explicaron que aún existen retos a nivel operativo que deben fortalecerse, pero coincidieron  que están en la disposición de mejorar las coordinaciones necesarias para los traslados pendientes”, informó la dependencia guatemalteca.

Actualmente hay más de ocho mil cubanos varados en Costa Rica, todos llegaron por tierra por la frontera con Panamá y recibieron de las autoridades costarricenses visas especiales de tránsito.
La oleada de inmigrantes comenzó a entrar en Costa Rica el 14 de noviembre de 2015 y, un día después, Nicaragua les prohibió el ingreso a su territorio. Nicaragua acusó a Costa Rica de “crear” y “manipular” esta crisis migratoria para avalar las políticas migratorias de Estados Unidos.