Julissa Hengstenberg es la Cónsul de Guatemala en Francia. Relató a la radio Emisoras Unidas que horas después del ataque en Niza, que se ha cobrado la vida de unas 80 personas, “el sentimiento colectivo es de tristeza, dolor y cólera".

La Cónsul indicó que ha establecido que no hay guatemaltecos heridos o fallecidos tras el ataque. La información fue confirmada por el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Raúl Morales, quien tuvo acceso a los datos dados a las 14 horas de este viernes en Francia.

Hengstenberg conversó con una guatemalteca que vive a tres cuadras del lugar del incidente. Ella le contó que iba de regreso a su casa, tras el espectáculo de juegos pirotécnicos, cuando escuchó disparos. Incluso, personas tocaron a su casa minutos después para pedir apoyo por la emergencia.

“La gente está llorando y está con miedo” dijo la Cónsul al describir lo observado en las calles de Niza. En cuanto a las medidas de seguridad, dijo que en esta ciudad no son tan extremas como en Paris, donde incluso revisan el bolso de las personas cuando ingresan a un centro comercial.