La noche del 20 de junio un hombre irrumpió en una iglesia evangélica ubicada en la colonia Pérez Guisazola zona 10 de Mixco con una pistola en la mano. Se acercó al pastor y comenzó a disparar. Tres personas fallecieron y cuatro resultaron heridas.

La Policía inició a investigar el caso y determinó que el esposo de una de las víctimas era el supuesto responsable: Luis Arturo Ruano Hernández, de 35 años, apodado el “Pantera”.

Prófugo
Un detective confirmó que Ruano había escapado y se movilizaba en “varios departamentos”. El sábado estuvo en Moyuta Jutiapa, se movilizó a un sector de Santa Rosa y luego a San Carlos Alzatate, en Jalapa, donde fue detenido.

Las víctimas
Es sindicado de la muerte de su esposa: Ruth Nohemí Hernández, de 30, y de su hijastra Ashly Milagros López, de 9, así como de una feligrés, identificada como Betsy Verónica Álvarez de Coyoy, de 33.

Dejó heridos Keylin Dayana López Hernández, de 14 años, hija de Betsy Álvarez; así como Karen De La Cruz Monroy, de 21 años, Emely Guisel Soto Hernández, de 1 año y medio, Federico Soto Marroquín, de 40 años, quienes se encontraban en el interior de la iglesia “Profecía Universal” cuando ocurrió el incidente.