Durante el último día de plazo, la Fiscalía entregó la acusación formal en contra de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, por su supuesta vinculación en el caso de defraudación aduanera, denominada La Línea.

El fiscal Francisco Sandoval explicó que no existe una prueba contundente, sino que es el cúmulo de indicios que vinculan a la ex vicemandataria.

Entregaron 100 mil escuchas telefonicas, documentos de 5 mil 175 ingreso de contenedores, 5 mil correos electrónicos y 213 medios de prueba. En el documento se le acusa de haber defraudado al Estado con Q28 millones.

Sandoval sustituirá al fiscal José Morales, quien renunció el mes pasado.

La audiencia se realizará a finales de enero por las vacaciones de Miguel Gálvez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo B.