Durante su primer discurso como presidente de Guatemala, Jimmy Morales, aseguró que sí cree en los milagros y pidió uno para el país. 

Según Morales, muchos creen imposible que se pueda lograr la reducción de la desnutrición en el país 10% en 10 años, meta que pretende impulsar. 

"Muchos creen que es imposible, pero yo creo en los milagros. Por lo que le pido al cielo que nos conceda un milagro para Guatemala", dijo el mandatario número 50 del país. 

En su exposición, Morales no explicó cómo pretende lograr sus promesas de campaña, únicamente dijo que hay una donación para salud, que será repartida de manera estratégica".