“Vamos con certeza a la reforma del sistema político y queremos un mandato del pueblo y por eso es nuestra propuesta de un gobierno de transición de dos años”.

Señales. Lizardo Sosa, expresidente del Banco de Guatemala, se proyecta con mucha experiencia y confianza en el ámbito económico.

Amigable. Al analizar las fotografías de Sosa, podemos denotar que es un hombre que está consiente de sus capacidades. Su expresión facial es amigable, con ciertos dejos   de honesta preocupación por el futuro de Guatemala.

En detalle. En la mayoría de sus intervenciones, no acostumbra expresar con las manos al comunicarse. Al contrario,   tiende a sobarlas o dejarlas inexpresivas. Ambas acciones tienden a restar determinación en su discurso.

Mirada. Cuando responde a preguntas fuera de su área de expertise, busca la información mirando hacia arriba. Lo cual podría significar que no maneja el tema en su totalidad.

Con muletilla. Su enfoque es netamente económico. En sus intervenciones, demuestra tener un amplio conocimiento del área. Sin embargo, cuando es cuestionado por otros temas tiende a dudar y repite en reiteradas ocasiones la muletilla Ehh. La cual normalmente se refleja como desconocimiento sobre el tema en cuestión. Le recomendaría apoyar su mensaje con un movimiento de manos más enérgico y acorde a su discurso, así como el controlar la muletilla Ehh al responder.