Seguridad. El actual comandante Williams de León calificó la investigación de “apegada a la ley” y explicó que “los servicios no se suspendieron”.

César Augusto González Arroyo, quien fue el comandante de los Bomberos Voluntarios durante 16 años, fue detenido junto a un socorrista, a la jefa financiera y su hijo y el dueño de una empresa que vende lubricantes por un haber “negociado” compras anómalas durante 2015 por más de Q1 millón.

Delitos

La Fiscalía los acusa de concusión con pena desde 2 hasta los 6 años de prisión y fraude (de 1 a 4 años de prisión)

El caso se derivó por una revisión que hizo la Contraloría General de Cuentas (CGC) que denunció a la institución de socorro el 13 de mayo de 2016 por 25 compras “anómalas” de lubricantes y repuestos a la empresa Lubricentro GT 40, S. A., por Q1 millón 98 mil 532.

González Arroyo, de 61 años, quien se ganó el apodo de “Chancleta” durante un rescate, autorizó las compras directas a la empresa cuyos dueños son Luis Diego Sales de León, hijo de la tesorera de la entidad Telma Leticia De León Godínez.

Cortesía

Foto:

El excomandante evadió la práctica de cotización y licitación debido porque tres de las compras fueron mayores a Q90 mil como lo explica la Ley de contrataciones del Estado y las otras adjudicadas a una empresa afin, explicó Ana Elena Guzmán, subsecretaria del Ministerio Público (MP) .

“La institución es fuerte, son las personas las señaladas. Vamos a ver de qué se trata la acusación porque es falso”, mencionó González Arroyo al ser llevado engrilletado a la Torre de Tribunales.

Cortesía

Foto:

La CGC realizó una cotización en otras entidades y constató que existió un monto de Q273 mil 299 de sobrevaloración, un 24.87% de exeso que fue pagado.

Comandante acude a conferencia

En la conferencia de prensa acudió Williams de León, quien asumió la comandancia de los apagafuegos el 16 de agosto de 2016. “La institución es sólida y a la población le digo que no se ha suspendido el servicio a la población. Estas acciones que hoy se han hecho públicas definitivamente obligan a que actuemos apegados a la ley”, se refirió.

Empresa favorecida desde 2008

La empresa que vendió los lubricantes a los socorristas fue favorecida desde 2008 se refirió el fiscal contra la corrupci ón Stuardo Campo y mencionó que por la compra de repuestos y lubricantes son Q8 millones 675 mil 877.

Los otros detenidos son el socorrista Raúl Arturo Chanquín Toc y Gabriela Figueroa Dávila (junto con Sales De León son propietarios de la empresa Lubricentro GT 40, S. A.)