Los maniquíes vestidos con uniformes de la Policía Nacional Civil vuelven a las calles capitalinas para recordar a los peatones y los automovilistas a denunciar los hechos delictivos.

“Los invitamos a participar para fomentar una cultura de denuncia”, explicó Javier Toledo, uno de los integrantes de la agrupación Jóvenes contra la Violencia.

Se trata del “Espantacacos”, una aplicación que puede descargar en su teléfono para denunciar los robos, asaltos y cualquier eventualidad delictiva en la ciudad.

Los “falsos” policías estaban en la 1a. calle entre 2a. y 3a. avenidas, en la zona 1; en la pasarela frente al hotel Tikal Futura; en la entrada a la colonia Tulam Tzu en el Anillo Periférico; en el comienzo del bulevar Los Próceres y en la Plaza de la República, en la zona 4.

“Es cierto, los delincuentes en motocicleta aprovechan los congestionamientos por la mañana y en la tarde para robar”, mencionó el contador Carlos Mejía.

Los jóvenes solicitan a los ciudadanos que ingresen al sitio www.EspantaCacos.org para alertar los lugares de mayor incidencia criminal.

En 2012 surgió esta iniciativa juvenil que tuvo más de 500 reportes de lugares peligrosos y fue la cuarta aplicación que más se usó en el país. Las denuncias lograron la captura de un delincuente.

La Encuesta de Victimización y Percepción de Seguridad Pública de 2013 detalla que siete de cada diez guatemaltecos no denuncian cuando son víctimas de robo. El estudio fue desarrollado por el Observatorio de Salud Urbana Guatemala y la asesoría del Instituto Nacional de Estadística.