En los últimos meses dos menores de edad han fallecido en un centro de salud o por no recibir atención urgente, pero ese drama lo viven decenas de familias guatemaltecas con escasos recursos.

Tal es el caso Luis y Delia, padres de Irvin, un bebé de 2.5 meses de vida que lucha desde hace más de una semana contra una neumonía, quienes no recibieron atención médica en los distintos centros de salud que han asistido.

Irvin, el hermano gemelo mayor, se encuentra en estado crítico con un cuadro de neumonía aguda y bronquiolitis, con complicaciones por desnutrición y anemia.

Cortesía

Foto:

El pasado viernes, los padres llevaron al puesto de Salud de Fraijanes en donde solo les brindaron un jarabe, sin realizar un chequeo médico. Al no mostrar mejoría, los preocupados progenitores llevaron a Irvin al Hospital Infantil de Infectología, en donde fue nebulizado y en donde también recibieron un frasco de jarabe para continuar el tratamiento en casa. Delia señala que le hicieron firmar un documento, en donde luego se percató que es una constancia donde ella accedía a que el niño no fuera hospitalizado.

En la desesperación por mejorar el estado de salud, Luis acudió por apoyo con uno de sus empleadores y el pequeño fue ingresado al Sanatorio El Pilar, en donde lleva cuatro días en cuidados intensivos, en donde la cuenta hasta el día miércoles ascendía a Q40 mil.

Los padres buscan apoyo con un certificado médico, que consta el estado del bebé, en iglesias, con conocidos, entre otros.

Si deseas apoyar:

Puedes realizar tu aporte a cuenta monetaria 92-0011738-2 del Banco G& T CONTINENTAL a nombre de Luis Estuardo Estrada Monterroso.

En marzo pasado, un bebé de 11 meses falleció tras no ser atendido en un centro de salud. Así lo relató la madre.