En el Juzgado de Mayor Riesgo B, a cargo de Miguel Ángel Gálvez, se reencontraron exfuncionarios y empresarios señalados en el caso de defraudación aduanera conocido como La Línea.

Oliver de Ros

Foto:

Entre los señalados que fueron llevados por guardias del Sistema Penitenciario están el expresidente, Otto Pérez Molina, quien en el inicio de la etapa intermedia no tiene quien lo defienda tras la renuncia del abogado Moisés Galindo y la excusa presentada por su otro defensor, César Calderón.

La ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, también compareció ante el juzgado. A diferencia del inicio del proceso, a la ex vicemandataria no la protegían tantos guardias de Presidios. Llegó acompañada por su abogado Benjamín Estrada, pese a que se sabía que había renunciado.

Oliver de Ros

Foto:

El caso de defraudación también tiene entre los acusados a los exjefes de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Carlos Muñoz y Omar Franco.

Oliver de Ros

Foto:

Nueva fase del proceso

Para este lunes está previsto el inicio de la audiencia de etapa intermedia donde el juez Gálvez resolverá, tras escuchar los hallazgos de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) y los argumentos de la defensa, si envía a juicio a todos los ligados a proceso penal, quienes guardan prisión preventiva.

Este caso fue el punto de partida para conocer otros casos donde se han visto señalados exfuncionarios del gobierno del Partido Patriota (PP). Aunque al inicio la Fiscalía aseguró que el líder de la estructura era el exsecretario privado de Baldetti, Juan Carlos Monzón, con el avance de la investigación se estableció que ella y Pérez Molina estarían al frente de dicha estructura de defraudación.

Monzón tiene una participación como colaborador eficaz en este caso proporcionando datos que el Ministerio Público ha corroborado con otras pruebas.