Desde su captura en enero de 2000, por el asesinato del obispo Juan José Gerardi en 1998, el capitán Byron Lima Oliva perdió su libertad, pero según las autoridades no fue un reo más.

Lima Oliva fue condenado en 2001 junto a su padre, el coronel Byron Lima Estrada, el cura Mario Orantes y el especialista, y el especialista Obdulio Villanueva, quien perdió la vida en un motín en Centro Preventivo de la zona 18 en 2003.

Publinews

Foto:

La defensa de Lima Oliva logró que se le redujera la condena de 30 a 20 años de cárcel. Durante su estancia tras las rejas hubo mucho rumores que aseguraban que eran grande su control y que incluso lograba salir los presidios con toda impunidad.

El 15 de febrero de 2013 Lima Oliva fue capturado junto a ocho guardias Presidios a pocos kilómetros de la cárcel Pavoncito, en Fraijanes, hecho por el que fue procesado.

En 2014 enfrentó otro proceso judicial donde la Comisión Internacional Contrala Impunidad en Guatemala (CICIG) lo señaló de liderar una estructura criminal que facilitaba traslados de reos a otras cárceles por las que cobraba hasta US$7 mil.

Publinews

Foto:

En diciembre de 2014 la Fiscalía apeló el fallo del Juzgado Décimo que había clausurado el caso de falsificación de documentos y diplomas con los que Lima Oliva tramitaba una redención de penas para recuperar su libertad, desde entonces se vieron frustrados sus intentos de recuperar su libertad por la vía legal.

A partir de los primeros meses de 2016 comenzó el proceso de extinción de dominio de bienes de Byron Lima Oliva, algunos a nombre de su hija. Entre lo extinguido se encuentran viviendas y vehículos de lujo, que según la Fiscalía, fueron comprados con dinero de origen ilícito.

Lima Oliva siempre tenía algo que decir en diferentes temas, sobre todo en el ámbito político, incluso, consideró que fue un voto inteligente el que llevó a Jimmy Morales a la presidencia.

Publinews

Foto:

El mandatario aceptó en su momento que conoció al capitán Lima en la filmación de una película.