Un hombre de 62 años emprendió ayer una caminata de más de 200 kilómetros de Quetzaltenango hacia la Ciudad de Guatemala mientras mantiene una huelga de hambre, para rechazar los recientes casos de corrupción.

Espera llegar a la capital el viernes o sábado. “Llegaré al Congreso”, agregó el manifestante