Estados Unidos devolvió siete piezas mayas que fueron saqueadas de Guatemala hace décadas después que un representante de un coleccionista de antigüedades se puso en contacto con el FBI.

Varios expertos fueron convocados para determinar que las piezas de piedra caliza tenían más de mil años de antigüedad y que fueron sustraídas ilegalmente de dos regiones de Guatemala y vendidas a un coleccionista de California en la década de 1970.

"Cuatro piedras calizas más grandes datan del año 400 a 600 de la era cristiana", indicó la agente especial del FBI Elizabeth Rivas, especialista en investigación de crímenes con piezas de arte.

Las piezas fueron colocadas el viernes en exhibición en el cuartel del FBI en los Ángeles para una conferencia de prensa a la que asistieron funcionarios estadounidenses y guatemaltecos.