El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par cubano, Raúl Castro, dieron un paso histórico hacia la normalización de sus relaciones bilaterales, poniendo fin a más de medio siglo de enfrentamientos.  

“He dado instrucciones al secretario (de Estado, John) Kerry para que inicie de inmediato discusiones
con Cuba para restablecer relaciones diplomáticas  interrumpidas desde ene-ro de 1961”, expresó Oba- ma en un discurso desde la Casa Blanca, en el que anunció un alivio del embargo comercial de más de cinco décadas. 

“Estados Unidos va a restablecer una embajada en La Habana y altos funcionarios visitarán Cuba”, anunció el mandatario estadounidense. 

 

Exactamente al mismo tiempo, Raúl Castro afir- maba desde La Habana en una conferencia de prensa orquestada: “Hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas” con Estados Unidos. 

La decisión de Obama de cambiar la política hacia Cuba, que, según la Casa Blanca, “busca renovar el lide- razgo en el continente americano”, ocurre un año después del histórico apretón de manos entre Obama y Castro en Sudáfrica. 

Obama admitió, con parte de su discurso en es- pañol, que “existe una his- toria difícil”. En ese sentido, Castrolamentóqueseman- tenga el “bloqueo”.

Ambos ofrecieron detalles de la llamada telefónica que mantuvieron sin prece dentes en más de medio siglo. En esa conversación, dijo Obama, “dejé clara mi convicción de que la socie- dad cubana y sus ciudada- nos sufren restricciones”, pero eso no impidió que lo  dos dirigentes acuerden pasar la página y normalizar las relaciones bilaterales.