Centroamérica, en especial Guatemala, El Salvador y Honduras, contará para el próximo año con una ayuda de US$750 millones de Estados Unidos, luego de que el Congreso de esa nación aprobará el presupuesto para el próximo año.

Ambas cámaras legislativas aprobaron la mañana del viernes el ejercicio fiscal por 1.100 billones de dólares al que sólo le resta la firma del presidente Barack Obama para su entrada en vigencia.

Los fondos que serán destinados, en su mayoría para los países del triángulo norte de Centroamérica representan un recorte de 250 millones de dólares respecto de la solicitud formulada de Obama para enfrentar la oleada de niños de la región que llegaron en 2014 a la frontera estadounidense sin documentos ni acompañantes adultos, huyendo de la pobreza y las pandillas.

Los tres países centroamericanos estiman invertir un total de 2.800 millones de dólares durante 2016 en el plan regional, elaborado junto a Estados Unidos y el Banco Interamericano de Desarrollo.