Recientemente Edgar Archila Marroquín fue nombrado como presidente de Publinews. "Ser una empresa sólida económicamente fortalece la independencia, por eso nuestro grupo es independiente", asegura.

¿Nos puede comentar cuáles son los cambios en la junta directiva de Publinews? Por decisión de los accionistas asumo la presidencia de Publinews; hace dos días se celebró la asamblea para oficializar el nombramiento, aunque esto se había previsto desde hace un tiempo atrás en virtud de que el ingeniero Rolando Archila Dehesa pasó a tomar la presidencia de la empresa de su hermano, Erick Archila Dehesa. Entonces, eso provocó que hubiese modificación en nuestras empresas. Ahora, soy presidente del Grupo Emisoras Unidas, de Publinews, de Imágenes Urbanas y de la mayoría de empresas del grupo. Estoy como accionista ligado a Publinews desde que era un proyecto. Sabemos que es un medio revolucionario en su tipo, único en nuestro país y, además, tenemos un camino que recorrer a lo largo del tiempo. Lo más importante es que Publinews ya es parte del ámbito diario de los lectores guatemaltecos tanto en la Web como en el impreso. Esto es el resultado de un gran trabajo 

¿Qué le puede imprimir de ahora en adelante a Publinews? El problema del desarrollo de las empresas es tener el prudente equilibrio entre la audacia de la evolución y la inversión-costos. Vengo con las ganas de impulsar la innovación y el desarrollo, que ya tiene, pero impulsar más aún, siempre previendo que debemos ser eficaces y rentables para los accionistas. Ser una empresa sólida económicamente fortalece la independencia, por eso nuestro grupo es independiente. Ya que nuestra economía es sólida y sana. Estamos lejos de permitir cualquier tipo de manipulación.

Wendy Morataya

Foto:

¿Cómo queda integrada la nueva junta directiva de Publinews? Son pocos los cambios. Hay un solo nuevo miembro, porque los suplentes son solo una previsión, por si alguno falta de manera permanente. Marisol Archila sigue como vicepresidenta, el licenciado Roberto Cervantes es parte ahora de la junta directiva. Luego, continúa el mayor Rolando Archila Marroquín, mi hermano. No tenemos mayores cambios de fondo.

¿Cómo ve el presente y el futuro de los medios de comunicación en el país? Veo un buen futuro para los medios de comunicación, en especial para los que hacen innovaciones. Los que no innovan, irán desapareciendo poco a poco. Nosotros somos innovadores y veo un gran futuro. Cada cuatro años, durante el primer semestre, la situación económica se deprime un poco y es una constante, pero como empresario creo que no hay ningún motivo de alarma real para pensar que hay alguna disminución económica importante. Es un figura que se da cada cuatro años en el primer semestre del gobierno, ya que se genera cierta incertidumbre. El país está entrando en un nuevo sendero en el que vamos a cambiar para bien. Creo que, si conseguimos eliminar la corrupción, si conseguimos que la justicia sea pronta y cumplida y que de verdad tenga la venda puesta en los ojos y no solo en las estatuas, este país irá para bien. Al no haber corrupción habrá muchos más recursos.

Wendy Morataya

Foto:

¿Cuál es la responsabilidad de la prensa en esta nueva Guatemala que menciona? No intento acusar a nadie, pero en muchos ámbitos del quehacer nacional y en los medios de comunicación, también se vislumbran casos de corrupción. Esto será una sanidad para todos. Nosotros hemos de estar muy lejos de eso desde siempre, pero ahora igual, creo que los medios tendrán una mejor oportunidad de desarrollo y, quienes se han dejado manipular en el pasado aprenderán a no hacerlo ahora. A cumplir la verdadera función social de un medio de comunicación. No somos una caja registradora que produce ingresos, ya que hay una responsabilidad con la sociedad y, para eso, se necesita una independencia absoluta y respeto de la libertad de emisión del pasamiento de los periodistas y del pueblo general.

¿Qué pueden esperar los lectores del Grupo Emisoras Unidas? Lo que siempre hemos hecho. Una tribuna abierta e independiente. No hemos permitido nunca que nos manipulen, nos manejen o nos tergiversen. Es tradición en este grupo que respetamos la libertad de expresión y el trabajo profesional de los periodistas. No admitimos a ningún periodista que pueda ser tildado de corrupto. Somos una tribuna libre, señalando sin ambajes los errores de los poderes y a quienes los cometan, sin ocultar nunca la verdad. No permitimos siquiera que los accionistas o el presidente de la empresa puedan manipular alguna nota.