El dedo de un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) tuvo que ser amputado después de que un hombre en estado de ebriedad lo mordiera. El hecho ocurrió en la colonia San Gabriel, zona 18.

Toco comenzó cuando Leónidas Vidal Ramírez acudió a ese sector de la zona 18 junto con otro agente para atender el llamado que los vecinos le hicieron a la PNC por la presencia de dos hombres que estaban consumiendo bebidas alcohólicas y provocando escándalo.

Cuando llegaron, uno de los ebrios atacó a Ramírez provocándole la amputación del dedo meñique de la mano izquierda. Luego, huyó.

Roberto Mansilla Pérez, de 24 años, compañero del atacante, fue detenido.

Con información de Emisoras Unidas.