Durante una habitual requisa en la cárcel de Chimaltenango, los guardias del Sistema Penitenciario (SP) y agentes de la Policía comprobaron que los reos continúan comentiendo extorsiones.

De 6:00 a 10:00 horas revisaron los sectores del penal y localizaron 12 celulares, 3 chips, 28 armas punzocortantes, 10 cargadores para celulares y 103 cigarrilos de marihuana.

También una memoria USB que será analizada por los detectives.

La última requisa fue en Semana Santa.