Activistas de derechos humanos y familiares de víctimas del conflicto armado interno (1960-1996) recordaron este martes a los más de 45 mil desaparecidos que dejó el conflicto, y urgieron a las autoridades crear una comisión nacional de búsqueda.

"Tenemos una frustración muy grande por no encontrarlos", comentó a la AFP Blanca Quiroa, de 71 años, quien desde 1984 ha buscado a su hijo Oscar y a otros cinco familiares, todos víctimas de desaparición forzada.

Durante la conmemoración, los activistas soltaron cientos de globos blancos y colocaron figuras de madera en la plaza principal del centro histórico capitalino para preguntar "¿Dónde están?" los desaparecidos.

Amílcar Ávila

Foto:

"Hemos hecho más de 100 exhumaciones y se han sacado más de 1 mil 700 osamentas y no hemos encontrado a nuestros familiares", agregó Blanca, al recordar que su hijo tenía 22 años y era bombero voluntario.

Desde 2004, Guatemala conmemora cada 21 de junio el Día Nacional Contra la Desaparición Forzada para recordar la fecha en que 27 líderes estudiantiles y sindicales desaparecieron a manos de las fuerzas de seguridad del Estado en 1980.

"La busca de los desaparecidos es una deuda histórica que el Estado tiene, no solo con las víctimas, sino con la población en general para saber qué pasó con los desaparecidos", dijo a la AFP Juan Francisco Soto, director del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH).

Soto consideró que es necesario que se abran los expedientes y archivos que puedan dar indicios sobre su paradero.

Amílcar Ávila

Foto:

"Hay una posición del Estado de Guatemala de negación, de no querer aceptar los hechos y la memoria histórica es algo que el Estado debe asumir", agregó.

Según un informe avalado por la ONU y presentado en 1999, la guerra que enfrentó a la guerrilla de izquierda y a regímenes de derecha dejó 200.000 muertos o desaparecidos en Guatemala.