Ingrid Roxana Baldetti Elías, de 53 años, quien renunció al cargo de vicepresidete, deberá sentarse en el banquillo de los acusados por “liderar” la red de contrabando aduanero y “enriquecerse” con los cobros de sobornos millonarios por la importación de mercancías.

A las 6 horas comenzará el dispositivo de seguridad, informó el director de la Policía Walter Vásquez.

La ex vicefuncionaria será trasladada desde el cuartel Matamoros, en la zona 1 en un vehículo blindado.

En la Torre de Tribunales serán los guardias de Presidios quienes se encarguen de la vigilancia en el nivel 14, donde será la audiencia a cargo del Miguel Gálvez, juez de Mayor Riesgo B.

A la 8:30 horas fueron citadas las partes. Mario Cano, abogado defensor de Baldetti, explicó que “encarcelarla sigue siendo innecesario”, aunque no adelantó si solicitará una medida sustitutiva.

Baldetti es acusada de asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera.
La investigación del colombiano Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), detalla que la ex vicefuncionaria es mencionada en las escuchas telefónicas como “la 2” y “la señora” corresponden a Baldetti.

La fiscal general, Thelma Aldana, afirmó que también tienen grabaciones de diálogos entre el presidente Otto Pérez y miembros de la estructura criminal y por ello presentaron en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) un pedido de antejuicio contra para que se inicie una investigación.
La investigación detalla que las escuchas telefónicas detallan que “el uno”, “el mero mero” y “el dueño de la finca” corresponden a Pérez.

En los allanamientos realizados, uno en la Boutique Emilio, localizaron documentos que revelaron relaciones cercanas entre Pérez y Baldetti con integrantes de la organización de defraudación aduanera.

La captura de la ex vicegobernante se realizó el viernes a las 9 horas. La Policía rodeó el Centro Médico, en la zona 10 donde se le realizó la notificación a Baldetti de que estaba detenida.

El juzgador Gálvez llegó al centro asistencial y le hizo saber el motivo de su detención y luego de una evaluación de los médicos del Insituto Nacional de Ciencias Forenses, se ordenó la reclusión a la cárcel militar donde están 17 internos.

Baldetti está internada “lejos” de la bartolina de los presos, aunque se informó que se había acomodado en la celda que ocupó el narcotraficante Jairo Orellana, alias “el pelón” quien fue extraditado a Estados Unidos el mes pasado.