El recién nombrado jefe de la Dirección General del Sistema Penitenciario, Nicolás García Fuentes, aceptó durante una citación en el Congreso que tuvo que negociar con los presos de la Granja Penal Pavón para que entreguen los ilícitos que puedan estar en los sectores, donde los reos tienen el control.

García Fuentes indicó que el acuerdo se concretó el sábado pasado, por lo que se volverá a reunir con los privados para conocer los aportes que han hecho y comprobar si han devuelto ilícitos.

Ellos pedían la restitución de su beneficio de visita y a raíz del convenio ellos se comprometen a entregar los ilícitos”, agregó García.

A la vez, el director de Presidios invitó a la prensa a realizar un recorrido en la prisión y corroborar que no hay peligro dentro de ese centro de detención.

El funcionario recordó que Pavón fue una granja modelo de rehabilitación donde se generaban fuentes de trabajo, por lo que solicitó apoyo de instancias privadas para proporcionar empleo a los reos.

Por último, enfatizó que no hay vínculos sobre el ataque a Byron Lima Oliva por Eduardo Cano.