“Acciones son de tipo regresivo”
Análisis de Renzo Rosal, politólogo

Este tipo de reformas que son más regresivas que de pasos positivos, son controversiales o distan del arranque que tuvo el Congreso al inicio de está legislatura como fueron las reformas a la normativa del Legislativo, transparentar las nóminas de personal y reducir el número de empleados, pareciera que la junta directiva está cayendo a cambio de negociación y entra en un terreno peligroso porque no apuntan a la transparencia que se demanda y salen ganando los sindicatos.

Los legisladores iniciaron con la aprobación de la Ley de Servicio Civil del Congreso, con dichos cambios se regula la contratación del personal.

En forma sorpresiva los congresistas reformaron la Ley Orgánica del Legislativo, los últimos cambios aprobados a dicha legislación fueron en febrero pasado.

Entre las reformas que se aprobaron fue la adición de un artículo que establece la contratación de asesores parlamentarios para jefes de bloque.

El nuevo articulado permitirá que cada bloque representado en el Congreso tenga derecho a dos asesores y uno adicional por cada tres legisladores, a propuesta del jefe de bancada, quienes serán contratados bajo renglón 022.

Además, los jefes y los subjefes de cada bancada tienen derecho a un asesor contratados en renglón 029, que se ajuste al perfil y procedimiento de contratación que para este tipo de asesores menciona la Ley de Servicio Civil del Congreso.

Anterior el artículo 38 de esa normativa otorgaba el derecho a cada agrupación política en el Legislativo a contratar dos asesores y un adicional por cada cuatro diputados.

Otro de los cambios que se realizaron fue que la junta directiva tendrá que aprobar la creación o actualización de manuales para el desempeño de las funciones del personal del Congreso.

Nineth Montenegro, integrante de la bancada Encuentro por Guatemala , no quiso cuantificar a cuánto aumentará el personal en el Congreso con el nuevo artículo; sin embargo, indicó estar preocupada por esa decisión porque fue una decisión sin consenso.

El diputado de la bancada Fuerza Raúl Romero mencionó que la decisión de modificar la Ley Orgánica del Congreso fue porque conforme se avanzó la propuesta de modificar la Ley de Servicio Civil del Legislativo vio la necesidad de cambiar dicha legislación para armonizar los procesos.

Hay tres puntos que cabe resaltar de las reformas a la Ley del Congreso, que se mantiene el Instituto de Estudios e Investigación Legislativa, que se encargará de definir los perfiles de los asesores”, agregó Romero.

A la vez, se evitará que diputados lleven personal de su confianza sin que conozcan los temas.