El presidente de la comisión de Derechos Humanos del Congreso, Ronald Arango y otros diputados entregaron la iniciativa e ley para abolir la pena de muerte, como lo tienen otros países de Latinoamérica y Europa. El debate de la aplicación de la pena de muerte en los últimos meses ha generado controversia por diferentes sectores.

Arango resaltó que está comprobado que con la aplicación de la pena de muerte no se reducirá la delincuencia, la cual es producto de la desigualdad que como sociedad se ha creado, por lo que instó a respetar los convenios que ha ratificado el país para abolir la pena de muerte.

El congresista indicó que la propuesta busca eliminar de la Constitución la pena de muerte, lo cual es aparte a la iniciativa de ley que dictaminó la comisión de Legislación y Puntos Constitucionales sobre el procedimiento del indulto.

El diputado, Álvaro Velásquez de la bancada Convergencia, respaldó las declaraciones de su colega, y a la vez, agregó que se debe fortalecer el sistema de justicia.

“La misma Constitución dice que el Congreso podrá abolir la pena de muerta. Los que firmamos estamos convencidos de que Guatemala debe incursionar en el concierto de naciones, pues en Latinoamérica solo Guatemala y Cuba tienen la pena de muerte, que no hemos aplicado en 15 años. Nunca nos hemos dejado presionar por nadie”, agregó Arango. 

La iniciativa de ley para eliminar la pena de muerte es respaldada por 35 legisladores.