Para esta semana se tenía previsto que tres diputados de la junta directiva del Congreso fueran México para conocer el equipo de sonido que utiliza el Senado de ese país, con el propósito de analizar la adquisición de los aparatos para el hemiciclo guatemalteco; sin embargo, el viaje fue cancelado debido al poco avance en la agenda legislativa, explicó el congresista Selvin García.

“Pese a que desde enero se están presentando problemas en el sistema de audio del Congreso, en este momento hay temas importantes en relación con la agenda, por lo que consideramos que hay temas prioritarios”, afirmó.

Ante esto, el Congreso continuará rentando aparatos para amplificación de sonido invirtiendo aproximadamente  Q35 mil mensuales.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) donará Q1 millón al Legislativo para adquirir el nuevo sistema.