Luego de la aclaración de la mesa técnica sobre las reformas a la Constitución en materia de justicia a la bancada oficial Frente de Convergencia Nacional-Nación (FCN-Nación), el jefe de ese bloque, Javier Hernández, informó que apoyarán las modificaciones en las sesiones de está semana para que sean aprobadas antes de que finalice el periodo ordinario.

"Agradezco su esfuerzo y la bancada oficial estará apoyando las reformas al sector justicia una vez encontremos el bien común”, resaltó Hernández.

Sin embargo, algunos integrantes de esa agrupación política no descarta presentar alguna enmienda en la aprobación final de las reformas.

El diputado justificó los cuestionamientos sobre el tema del antejuicio, la creación del consejo nacional de justicia y el pluralismo indígena “ya que tienen la responsabilidad de hacer un buen trabajo, por lo que desean que sus nombres queden plasmados en la historia por su desempeño que realizarán”.

La mesa técnica que impulsa las reformas a la justicia está conformada por el Ministerio Público, la Procuraduría de los Derechos Humanos y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, además, con el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de los Derechos Humanos.

Marcos Yax, presidente de la comisión de Pueblos Indígenas del Congreso, mencionó que es de importancia que la jurisdicción indígena sea incluida en las reformas constitucionales.

“Los diputados del listado nacional no conocen nuestras necesidades ni costumbres, el problema es la falta de información del impacto social, económico y político que están teniendo nuestras autoridades ancestrales. Mi tarea es convencer a mis colegas para que el voto sea para que se incluya el pluralismo jurídico”, agregó Yax.

A la vez, el diputado de FCN-Nación señaló que muchas personas pecan por opinar sin enfoques, por lo que instó a sus compañeros a informarse sobre las reformas.

El procurador de los Derechos Humanos, Jorge De León, indicó que la inclusión del pluralismo jurídico se busca lograr el bien común, ya que las autoridades ancestrales han demostrado eficiencia y eficacia para resolver conflictos.