La reunión entre el presidente Jimmy Morales con personeros de la empresa Maersk, accionista de Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) es una de las razones de la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) para evaluar si presenta la solicitud de antejuicio contra el mandatario y sea investigado.

Orlando Blanco, jefe de ese bloque, señaló que el jefe del Ejecutivo pudo haber cometido incumplimiento de deberes y usurpación por tener reuniones secretas, sin la presencia del abogado del Estado, cuando hay un proceso legal.

El presidente no está facultado para realizar negociaciones, están esperando a ponerse de acuerdo con la empresa cuánto le va a tocar a cada uno antes de poner la acción legal”, resaltó Blanco.

El diputado señaló que hay negligencia por parte del Estado por no haber presentado la nulidad del contrato con TCQ, sino que solo se adhirió al proceso que presentó la bancada Encuentro por Guatemala.

A la vez, indicó que siguen esperando las acciones concretas que se presentarán con TCQ, pero aún el presidente no ha hecho nada.