La creación del centro de llamadas de emergencia y urgencias con el número telefónico 911 para unificar la atención en caso de accidentes es la propuesta del diputado Marco Pineda presentada en la iniciativa de ley del número único de emergencias y urgencias a nivel nacional.

El proyecto propone que la Superintendencia de Telecomunicaciones establezca el número telefónico en el país y deberá estar disponible en cualquier teléfono público, privada o personal sin costo alguno.

El objetivo es identificar las llamadas de emergencia y trasladarlas a la entidad correspondiente conforme al procedimiento y características de la emergencia.

Las instituciones que se incluirán en el centro de llamadas de emergencia y urgencias son los ministerios de Comunicaciones, Gobernación, de la Defensa, de Salud. También el Ministerio Público los dos cuerpos de socorro, la Cruz Roja, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres y la Policía Nacional Civil.