Acompañada del presidente del Congreso, Mario Taracena, la diputada marroquí Kenza El Ghali realizó este jueves un recorrido por los pasillos de la histórica Casa Larrazabal.
 
Taracena le explicó que, a raíz de los daños en el segundo y tercer nivel de la casa, el Congreso ha tenido que rentar oficinas en otros inmuebles debido al riesgo existente.

La legisladora constató de primera mano el deterioro de la casa cuyos orígenes se remontan a 1874. En 1949 el inmueble fue adquirido por el Banco Nacional de Guatemala que la ocupó hasta 1966.

Desde ese año hasta 1994 fue ocupada por el Banco de los Trabajadores (estatal) y luego, por decreto, fue entregada al Organismo Legislativo.

José Castro

Foto:

El Ghali observó los agujeros que existen en el piso y techo del inmueble, además de la polilla que ha deteriorado las paredes, y solicitó fotografías y vídeos para llevarlos y presentarlos en su país.

Arquitectos responsables de la reparación explicaron a Efe que se necesita, por lo menos, un millón de dólares para la restauración.  

En declaraciones a periodistas, la diputada comentó que su país garantiza la restauración de la histórica casa, aunque no precisó el monto que aportará.  "Nosotros somos un país que valora la historia y la ayuda para restaurar la casa es una manifestación de la gran amistad que tenemos", subrayó.

Taracena anunció que cuando el inmueble esté reparado se hará una invitación al Gobierno de Marruecos, presidido por Abdelilah Benkirane, para que sea condecorado por su aporte al proyecto.

En 2014 el Gobierno de Taiwán donó Q1.4 millones para iniciar la restauración del inmueble.  Con estos fondos se acondicionó un salón para reuniones de los diputados y también se repararon las filtraciones de agua en los techos y grietas en algunas paredes.

Con información de EFE