El trabajo

Un equipo de Cementos Progreso conformado por diversos profesionales, técnicos y personal operativo apoyan este proyecto. "Ellos han contribuido, a través de Agrobosques, a la concientización de la población sobre la importancia de la reforestación en Guatemala, ya que a la fecha se han producido casi 21 millones de árboles y capacitado a miles de niños y adultos principalmente en el interior del país", consigna un comunicado de prensa de dicha empresa.

Desde 2010 Cementos Progreso, a través de Agrobosques, realiza investigaciones sobre el mezquite, un árbol de rápido crecimiento que solo se desarrolla en áreas del corredor seco del país. De hecho, han impulsado su consumo en algunas comunidades guatemaltecas, sobre todo del Oriente, contribuyendo en el combate la desnutrición.

Te presentamos diez datos que no sabías sobre este árbol:

1. A través de las vainas (frutos) del mezquite se produce una harina muy rica en proteína (59%) y sus propiedades nutritivas lo hacen un complemento idóneo del maíz y del frijol, por lo que se ha impulsado el consumo en las comunidades y se han brindado capacitaciones para su preparación.

2. Los productos de la flor del mezquite (como miel, jalea real y polen) se reparten en varias comunidades de El Porgreso, con altos problemas nutricionales.

3. Prosopis juliflora, Mimosaceae es una especie nativa (con 32 utilidades reportadas por la FAO), que produce frutos comestibles en la prolongada época seca y responde a un conocimiento milenario del uso del género Prosopis.

4. El objetivo de Cementos Progreso es que cada hogar tenga al menos dos plantas por niño, para que a los 2.5 años de haberlas sembrado se obtenga la cosecha de frutos con altos valores de proteínas, calorías y fibras, por espacio de 40 a 50 años.

5. Desde el año 2010, Cementos Progreso, a través de Agrobosques, ha recuperado el germoplasma nativo de ésta especia multiusos, elaborando plantas en vivero y entregándolas a las comunidades rurales del corredor seco del país.

6. Su fruto ayuda a combatir problemas digestivos, gripe, catarros, lesiones de la piel, disolver cálculos vesiculares, dolores de estómago, aumentar la lactancia, problemas de flema, entre otros.

7. Sus hojas contribuyen a combatir escalofríos, diarrea, disentería, gripe, dolor de cabeza, ronquera, inflamación, comezón, sarampión, dolores de garganta, heridas, etc.

8. Su madera: artesanías, estantes, tutores, puentes, tablas, durmientes, varas para cercas, leña, carbón.

9. Su corteza: curtir pieles y su raíz: fertilizar suelos degradados.

10. Sus usos alimenticios: refresco, atol, tamalitos, toritillas, café, miel, pan y champurradas.