La portavoz de la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (DIACO), Jenny Alcázar, informó que en lo que va del ciclo escolar han recibido unas 200 denuncias por cobros excesivo en centros educativos públicos y privados.

Los padres de familian señalaron que los cobros son altos, el servicio es deficiente, así como la compra de insumos fuera de los común.

"La mayor denuncia es combro indebido, el segundo la obligación de comprar los útiles escolares y por la compra de otros artículos de higiene o de medicina que los alumnos no están obligados a llevar", informó Alcázar.

La entrevistada dijo que es importante que los padres de familia hagan las denuncias correspondientes para que la institución pueda actuar y así poder emitir las sanciones o multas.