El detective de la Policía Nacional Civil (PNC) Oscar Francisco Raymundo Ramirez ha sido detenido por su vinculación a una banda de secuestradores.

La captura sucede en el archivo de la División Especializada en Investigación Criminal, ubicado en 20 avenida, 10-99, zona 6.

Es señalado de ser presunto responsable del delito de plagio o secuestro y cohecho pasivo.

La fiscalía lo acusa de formar parte de la estructura que agentes que retuvieron a una familia en la colonia Quinta Samayoa de la zona 7, el 5 de diciembre de 2013.

Por este mismo caso ya fueron aprehendidos el 25 de septiembre de 2015 el agente policial Bernardo Jumique Mendoza en el interior de sede de la Fuerza de Tarea Mezquital, también la policía Brenda Edith Franco Poggio fue detenida frente al Tribunal de Sentencia de Villa Nueva, y en Comalapa Chimaltenango fue detenido el uniformado Erick Neftalí Lima.

Los amenazaban

Los fiscales iniciaron la investigación luego de que los afectados denunciaron que los agentes les quitaron Q15 mil que llevaba en efectivo y mediante amenazas que los consignaría por el delito de lavado de dinero y les exigieron Q50 mil

Durante el tiempo que estuvieron retenidos los agentes amenazaban a sus víctimas, los obligaron a detener el vehículo, los sacaron violentamente, los pusieron en contra de la pared y les robaron seis celulares.

Las víctimas de los agentes policiales sufrieron psicosis y estuvieron sometidos a las constantes amenazas de muerte.