Luego de varias denuncias por contaminación en el agua que se distribuye en la zona 15 y colonias aledañas, la Procuraduría de los Derechos Humanos compartió los resultados de los análisis del líquido, que estuvo a cargo de la Supervisión de Saneamiento Ambiental del Ministerio de Salud Pública.

Algunas de las conclusiones de las muestras para determinar el estado bacteriológico y fisicoquímico del agua, es que existe una cloración en bajos niveles, por lo que recomendó realizar un mantenimiento al tanque de distribución del pozo El Maestro-Empagua, zona 15, como también cambiar las tapaderas de tanques.

Además, se entrevistó con familiares de 9 niños y un adulto que resultaron enfermos de diarrea y vómitos.